LA HISTORIA DEL SALÓN CORONA:

 

 

La Casa Borda fue construida en como un regalo para la esposa de don José, Teresa Verdugo Aragonés, que intentaba rivalizar con la de Hernán Cortés y sus descendientes. Se encuentra cerca del antiguo monasterio de San Francisco y del Palacio de Iturbide, antiguo palacio de los Marqueses de Jaral de Berrio (Marquesado de Jaral del Berrio). Fue construido por el arquitecto más famoso de la época, Francisco Guerrero y Torres y abarcaba toda una manzana, delimitada por las calles Segunda de San Francisco, Coliseo, Colegio de Niñas y Espíritu Santo. Hoy en día, estas calles se conocen como Madero, Bolívar, 16 de septiembre y Motolinía. Tenía tres pisos, cubiertos de roca roja de tezontle y piedra arenisca blanca gris. Cerca de la entrada principal había un gran nicho con una estatua de la Virgen de Guadalupe. El edificio original disponía de una barandilla de hierro forjado en dos de sus plantas, la segunda y la tercera, que rodeaba todo el edificio. El largo balcón – según cuenta la leyenda – fue construido para que la esposa de Don José pudiera caminar durante el día y así no tuviera la necesidad de pasear por la calle y generar celos a su esposo.

Todo el interior estaba ricamente decorado con alfombras, cortinas pesadas, pinturas, porcelanas, relojes, esculturas y muebles ricamente tallados.

Fuente: Wikipedia y textos propios