Salón Corona Reforma “Gracias totales”.

Las despedidas no son cosa fácil, mucho menos cuando hay un afecto y recuerdos que sabemos nos sacaran alguna lágrima.

Salón Corona, el que se ubicaba en Reforma, fue parte de la historia de muchos de ustedes, no sólo en la hora de la comida, la cena o en esos ratos de diversión cervecera. Quizá para muchos signifique la primera comida con los compañeros de la oficina, algunos probaron allí la mejor cerveza de barril, otros seguramente conocieron al amor en sus mesas, vivieron la pasión desbordante que se siente al ver jugar a tu equipo favorito y, sin dejar de mencionar a los extranjeros, fue donde conocieron una de las mas grandes delicias de México: Los tacos al pastor.

Cuando comenzó la estructuración de la sucursal Reforma, se podían leer y escuchar comentarios respecto a la apertura, era la emoción de tener más cerca a “El Salón Corona”. Así pasó en el 2011, donde se comenzó a escribir la historia junto con todos sus visitantes.

Esta sucursal, fue testigo fiel de la emoción que viven los amantes del deporte, cada partido, minuto a minuto ha recolectado lágrimas, sonrisas, momentos de suspenso y gritos de emoción que surgen cuando juega el equipo favorito de cada uno. Qué decir en el 2014 cuando el Salón fue “la sede” de muchos que se reunían a la hora de la comida para ver el campeonato internacional de fútbol, ese torneo que nos mantuvo al borde de las sillas; cada grito cuando Brasil no pudo anotar un gol y aquella expresión de enojo y tristeza cuando todos vimos que “no era penal”.

Habitualmente, se podía escuchar desde la Diana, Torre Mayor y muchas oficinas cercanas, la expresión “Hoy toca Salón Corona” y todos llegaban en bolita haciendo que los meseros acomodarán mesas para dar cabida a tanto “compi” oficinil. Así también pasaba en los fines de semana, cuando alguien decidía celebrar su cumpleaños con lo que más le gusta en el mundo, tacos y cerveza, esa combinación perfecta para celebrar al ritmo de risas, abrazos y uno que otro beso.

Ahora en Reforma, el 20 de enero del 2018 cerramos un ciclo; se va este gigante por causas de fuerza mayor, dejando muchos recuerdos enmarcados en fotografías, tweets, stories de Instagram y muchas publicaciones en Facebook.

A la familia Salón Corona por supuesto que le duele dejar este recinto, pero sabemos que es un impulso para llegar a nuevos lugares, sonreír con muchas más personas en algún otro punto de la CDMX y claro, con caras ya conocidas que venían al Salón de Reforma.

Sin duda, a ti y a tus amigos y amigas los vamos a extrañar. Y sin deseos de hacer más larga y triste la despedida, a la manera de uno de los más grandes, Salón Corona Reforma les dice: “Gracias totales”.

[robo-gallery id=”1104″]